10 abril 2011

Conocernos

No siempre podemos elegir cómo nos conocemos unos a otros. A veces la gente irrumpe de forma inesperada en nuestra vidas - como caída del cielo, como si existiese un vuelo directo entre el cielo y la tierra-, con la misma brusquedad con que perdemos a una persona, alguien que, pensábamos, siempre formaría parte de nuestras vidas.

La última noche en Twisted River, John Irving

4 comentarios:

Violeta dijo...

Me encanta!!! y qué verdad tan enorme!!

Por cierto, me gustan tus blogs, pero este es una maravilla. Qué de descubrimientos!!!!

Carmen dijo...

¡Muchas gracias! :)
El otro lo tengo bastante abandonado por falta de tiempo, pero éste procuro actualizarlo más a menudo.

Violeta dijo...

Uffs!! El tiempo, el gran enemigo. A mí me pasa un poco lo mismo. Hay veces que apenas puedo actualizarlo, y ahora llevo una temporada actualizando a menudo. No se.. viene por épocas.
Pero es una gozada leer algunos fragmentos.
A mí me dio una época por anotarlos, pero soy una cabra loca y luego perdía los papelitos.. Ainss..
Besooossss

Carmen dijo...

Yo empecé así, anotando en una libreta fragmentos de libros y frases que me gustaban. Después me di cuenta de que era más cómodo guardarlos en el ordenador, y después pensé '¿por qué no compartirlos?' Y así salió este blog :)