27 marzo 2011

Secretos

Pensaba que los secretos más dolorosos y más celosamente guardados son quizá los que todos los de nuestro alrededor conocen. Tragedias estúpidas. Lágrimas inútiles. Así empezaba a aparecerme la vida entonces.

Nada, Carmen Laforet

4 comentarios:

Laura dijo...

La vida... :)))

Felicidades por tú blog.

Un besito.

Carmen dijo...

Muchas gracias, Laura :)

M dijo...

Tengo que leer "Nada", a ver si le saco un huequito.

¡Mua!

Carmen dijo...

Seguro que te gusta; a mí me encantó :)